Blogia
buho

Mis poemas

LIBROS

LIBROS

Silencio exultante.
Estrellitas de sopas de letras.
Colores, tamaños y formas
durmiendo por aventuras.

Entre ellos se agolpan
unos con otros, acomodados cuerpos
apelmazando palabras,
significados y signos.

Metáforas sobres sucintos sonetos,
teatro, novelas y cuentos
deseando una mano amiga
que de paso a leer la rima.

Exquisito silencio.
Apabullantes historias rezumando tinta
al lector deseando imaginación
que abra camino al "cámara y acción".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ZORIONAK

ZORIONAK

El mismo día recorrió dos senderos
el alegre vino por si sólo,
después de todo lo sembrado,
el triste lo buscó.
Bajo la lluvia realizó la visita
y ante ella lloró amargamente.
Sujetó los extremos
y los vilipendios de la felicidad.
No supo las razones de su pena,
pero secundó su malestar.

¿Sabes? Comprendo lo que te pasó.
Encontraste la realidad
y decidiste seguir el camino fácil.
Te dejaste llevar,
bañada en líquido y orgullo
mientras yo, desesperada,
no entendía nada.
Yo la acepto...la realidad,
aunque a veces se me antoja dura.
Aprender a amarla
supone la vereda difícil,
pero no puedo permitir
que tu desdicha pertenezca al olvido.
De tu tristeza, mi alegría
de tu abandono, mi energía...

Este día te prometo
levantarme con anhelos
dentro de esa realidad terrible,
y quiero que sepas: Tu sufrimiento
me ayuda y me convence
a ser mujer y no niña,
a luchar y no hundirme
a suspirar y no fallar
a aquellos que de mí dependen.

Y con mucho amor te envío
mi calma y mi alegría
y con un dulce de suave ternura
un tierno y grande: ZORIONAK!!!

17 de noviembre

REFLEJOS

REFLEJOS

Sobre el agua dos entes reflejos
una esquiva sombra y un espejo.
El cristal, un pulido perfecto
mientras la graciosa inventa un juego.

La luz define la perfección
colgando adornos y suave algodón,
más tras ella proyecta sensación
y movimiento, la sombra en acción.

¿Qué preferimos? ¿Qué queremos?
La dicha, el cielo,...luego un pero...
sería aburrido pasar el tiempo
en suspiros de terciopelo.

A veces rezuma un sol expectante
mañana arribará un hielo cortante,
esa es la vida que suena delante,
sones amables de tiernos amantes.

Hojas

Hojas

Como el aceite caliente en la sartén

Chisporroteando

Como un plástico que, espachurrado

Ofrece su son

Así son las hojas que, acartonadas

Se deslizan bajo las copas de los árboles

Alfombrando las calles.

Y ante las pisadas de quienes paseamos

Destilan su crash-crash.

Y yo, las persiguo por esquinas y aceras,

Piso sus entes multicolores y

Me piiiiiirro del gusto.

CASTAÑAS

CASTAÑAS

De punzantes espinas obnubilada

cae al suelo reventando una estrella

que minutos antes participaba

de un cielo de nubes eternas.

 

Abriéndose arisco erizo pululan

mostrándose en la doliente cúpula

una, dos o tres castañas caobas

de dura y tierna acorazonada forma.

 

Interior sedoso, interior velloso

presenta al mundo su arrugado ente,

dulce caramelo de color goloso

cuando asado asoma su corazón caliente.

¿Qué se espera de un poema?

¿Qué se espera de un poema?

Se espera rimbombante rima

o quizás exacta medida.

Para unos es esa perfección, la que sublime,

encandila a lector, que mida y rime.

 

Perfecta candileja, encendida y curiosa

de escuadra y cartabón caprichosa

renueva con rebuscadas palabras

metáforas en simbiosis colocadas.

 

Más en burbujas señoriales

destila conceptos, ideas y señales

indefensa ternura, dulzura y ensoñación

arrastrando remolinos melosos de pasión.

 

Pasión arranca el laborioso poema

en ocasiones, tal vez, no importe ni el tema

pasión descarnada, tu aroma y el mío

que abotarga y empalaga los sentidos.

DE AZABACHE

negros

Acaracolada melena.
Noche esquiva,
Se apoya en la arena
rodeada de terrible soledad.

De deseos repleto, una manta
rugosa y pequeña, el cuerpo abraza.
Saliste llorando, tu casa dejando
envuelta de ilusiones la mente
y hoy, cansado y agotado
regresas sin rumbo, tristemente.

De azabache tus ojos,
levantas al cielo tus grandes manos
gritando un derecho que arrastra un por qué.
Y ocultas tus ilusiones en la esquiva noche.

BROTANDO SENTIRES

BROTANDO SENTIRES Comenzaron a deslizarse como miel de azahar
dejando que fluyeran con ronroneo y dulzura.
Sangraron las manos ante las miradas de sorpresa
redondeándose el instante profundo de su serenar.

Ella sintió que le acunaba
y que la promesa, en el olvido,
transformaba su ente en azúcar
acaramelando un suspiro.

Y él aprendió, mientras ella le enseñaba los suyos
rindiendo los miedos a un agujero profundo.
Y aprende cada día, a emulsionar instantes apasionados
dejando brotar sentimientos, ojos de lágrimas nublados.

Aprende uno y aprende el otro
él a llorar y ella a reir.

ECLIPSE

ECLIPSE Encuentro prohibido
entre el sol y la luna,
avistamiento hiriente
que a los ojos miente.

¿Acaso siquiera se tocan?
Un pequeño roce entre sombras.
Un anhelo tangible desesperado
un eclipse, permite el hado.

Patinaje sobre hielo

Patinaje sobre hielo La piel se doblega ante el hielo
y en comunión helada somete
una pirueta, un salto insiste
resolviendo la cuestión el cuerpo.

Me vences y no me vences
opina con resuello la cuchilla
yo me lanzo y aunque me tiras
renuevo aires y alargo miras.

Ante cientos de flashes,
el aire dibuja plateados
círculos, cortes, filigranas,
envuelven la música sonora
que canta, mientras tú danzas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ALGODON DE AZUCAR

ALGODON DE AZUCAR Algodón que la boca ablanda.
Saliva húmeda que moja la esponjosa bola.
Las manos se untan y asemejan
a dos cuerpos juntos sudando
que pegajosos suspiran y mesan
encuentros de enamorados.

Y dulce cual delirio palaciego,
va reduciendo su ente rosado,
entendido en la garganta, fin eterno
durmiendo el caramelo aterciopelado.

DUALIDAD

DUALIDAD Mostrando la luz
se torna el mundo extraño,
miradas esquivas y raras
subyugan relámpagos blancos.
A envolver los regalos del cielo
se ha de obligar el cuerpo
y luchar por hacerse un hueco
en este cruel mundo nuestro.

¿Y qué quieres? ¿Y qué quiero?

Destiño arcoiris en mis albores
pintando sueños y encantos de flores
más al afuera, ¿qué he de dar?
Decido yo y mi libertad.

HASTA PRONTO

HASTA PRONTO Bueno, me voy de vacaciones.
Volveré, no lo dudéis.

Recorrerán mis pies tierras gallegas.
Subirán montes
y empedradas calles rodeadas
de amurallados muros
pisarán.
Pero lo que más deseo
es sentarme en una silla, o en un banco
o que más da, en el suelo,
y que al compás de un ribeiro o un albariño
me entren retortijones
de comer tanto marisco.

Besos para todos.

MARIPOSAS EN EL CIELO

MARIPOSAS EN EL CIELO A cada zambombazo de color
el humo se torna extraño
lo que hace un instante era rojo
colgaba luego dorado.
Ahora una palmera
y después graciosas guirnaldas brillan
irisando la condensada noche.
Comienzan a aparecer corazones, flores
y por arte de magia,
mariposas moviendo las alas
destiñendo la amable oscuridad
ante el fuego artificial.

Se repite la imagen divertida
ante el reflejo del oscuro agua,
mariposas libando lindas flores.

¡Cómo destilan luz multicolor
desgarrando el silencio
atronando el rugido del tambor!

ACLIMATACION

ACLIMATACION Cuesta aclimatarse a la realidad.
A la de uno mismo y a la de los demás.
Aceptar la propia y la del resto.

Paladear y estudiar,
encontrar y retomar.
Colocarla delante, acariarla y...

Se podría adornar, engañar y falsear,
engalanándola de buenas palabras
que atusan la mente.

También hacer todo lo contrario,
dejar de soñar con el aire y con flores,
con suspiros y olores...

Queriéndose y siendo,
se halla el término medio,
el que aúna esfuerzos,
el que provoca nuevos sueños.

Y entonces vuelve a manar el aire,
a descansar el alma y remontar el vuelo,
y sueñan mariposas, colorines.
Respirando suave y renovando eternidades
ese ánima encuentra un sitio,
el de uno mismo.

INTUICION

INTUICION ¡Qué esquiva durante el camino!
Empeñada en no vislumbrar
lo que no cesaba de alumbrar,
resultó más viva que el mundo mismo.

Escondites y recovecos recaló
para no percibir el sentimiento
del ente que luchaba por seguir negando
la luz que su mente seguía enviando.

Es un saber y no saber maldito
que a veces, quisiera no querer
intuir la intuición,
la que corre y viene
cuya carrera, una barrera debiera poner.

Más no, porque ayuda más que hiere,
alimenta el espíritu y renueva instantes.
Y trae al alma amapola de fragilidad
y fortaleza de tronco, árbol de vida.

En ella un apoyo, compañera y guía es,
intuición, tesoro de caracolas y mares
que entre espuma de momentos intensos
es alma, suspiro eterno y ante todo, ser.

OTRO SUEÑO

OTRO SUEÑO Pasearse
entre las copas de los árboles.
Puede ser un sueño,
más si se hace hace realidad
no es un sueño, sino más.
Es un deleite, un explorar
un suspiro que se confunde
ante un cerrar de ojos,
un respirar olores,
el paladear roces
que, sin haber invocaciones,
renuevan los sentidos.

OTRO SUEÑO

OTRO SUEÑO Pasearse
entre las copas de los árboles.
Puede ser un sueño,
más si se hace hace realidad
no es un sueño, sino más.
Es un deleite, un explorar
un suspiro que se confunde
ante un cerrar de ojos,
un respirar olores,
el paladear roces
que, sin haber invocaciones,
renuevan los sentidos.

ABRAZOS

ABRAZOS Abrazos.
Inmaculados espacios de retorno de cariño.
Eternos instantes de renovada ilusión.
Batiburrillo de caricias y sinfín de sensaciones
que agradecen la atención del donante.
Sin pedirlos, recibirlos
son como mejor saben.
A mí me gusta darlos,
¿y a tí?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres