Blogia
buho

UNA CUCADITA

UNA CUCADITA Hace poco visité la ciudad de Baiona. Ya la conocía, pero siempre que tengo ocasión que gusta mucho recorrer las calles de su parte vieja. Quiso la casualidad que en esta ocasión coincidiese con un mercado en el que pude apreciar la rica gastronomía de la zona degustando morcillas, paté, miel de flores...

Pero lo que más llamó mi atención, en una calle junto a la catedral fue una pequeña o grande (no entré) librería. Como esas que salen en las películas, esas en las que me perdería horas. Lo que sucede es que no tengo ni idea de francés. Así que con asomarme y captar esta instantánea fue suficiente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

buho -

Erik: Tienes razón, no llegué a entrar y me perdí ese momento. Seguro que habría un olor a humedad, polvo, viejo,... la próxima vez que vea una librería como esta.. vamos, aunque me echen a la calle.
Besos

Greg: No se´tú, pero yo si que tengo peligro. Me pierdo seguro. Cada vez que voy a la biblioteca me tiro dos horas, que hasta me doy miedo. Un día me despisté y en vez de tres libros, que son los permitidos, cogí cuatro. La chica que los apuntaba me miró con cara sorprendida; fue muy gracioso, la cara que se me puso a mí, imagínate. Ja, ja.
Besos

White: Es verdad, en serio que la próxima vez hasta la trastienda.
Un abrazo.

white -

El olor a libros antiguos no sabe de idiomas, las vibraciones de letras escondidas tras lomos ancianos no tienen acentos, el placer no conoce de nacionalidades.
Saluditos

GreGori -

La próxima vez me llamas y hago de intérprete (eso si no me abstraigo rodeado de tantos libros, que sería otro peligro, jajaja ;-)
Besos

erik -

Ah. te endtiendo, pero a lo mejor no reparaste en algo, aunque estuvieran todos en frances, el olor es el mismo, me encanta meterme el una libreria que hay aqui en Caceres en la que compran libros viejos y los tienen todos apilados en estanterias y piensalo, a que te olia aquella libreria, huelen todas igual no importa el idioma. Es el ambiente es la sensacion agradable de estar en un sitio como ese.

Me encanta comprar esos libros viejos que estan llenso de notas de sus antiguos dueños, una parte de su vida a quedado ahi aunque el ya a lo peor no exista. Como el ultimo que compre, un ejemplar de las Flores del Mal de Baudelaire, lleno de notas de su amo porqu no estaba del todo de acuerdo con la traduccion que habia hecho en su dia el traductor de turno.

Jajaja

Es bonito entrar en esos sitios, si.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres