Blogia
buho

DESEOS

DESEOS Recuerdo cuando estaba rodeada de sueños que ni yo misma conocía; recuerdo cuando esos sueños me atormentaban, era como no saber lo que quería. Estaba buscando estrellas sin encontrarlas.
Porque no buscaba la estrella correcta, perdida entre sueños, perdida entre deseos.

¿Cómo se encuentra lo que no se sabe que se está buscando?

Es como estar perdido entre el viento y las nubes de tormenta, luchando contra tí mismo y contra los demás. Disimular que no sientes cuando sientes tan intenso que te ahogas por no poderlo expresar. Como poner una máscara delante que no vean lo que esta bulliendo en el interior.

Esa máscara nos hace daño, a todos, sin excepción. Yo la he tenido demasiados años delante y no me daba cuenta. ¿Cómo se puede desear algo que no te atreves a dar? Me he dado cuenta de que damos lo que deseamos, lo que necesitamos, pero si no lo damos primero, ¿cómo vamos a recibir?. Dar, sólo por el hecho de dar es maravilloso, pero el que no da, no puede recibir nada. Y dando se reciben maravillas.

En poco menos de un año, he abierto mi corazón a muchas personas y la respuesta, sin esperarla, ha sido increíble.

En poco tiempo he recibido todo por lo que había estado peleando durante mucho tiempo y tengo muy claro que no voy a volver a ponerme la máscara con las personas que me importan, porque sencillamente me ayuda a crecer como persona, aunque me duela, aunque tenga que guardar silencio porque no me conviene hablar, por la razón que sea, pero más falsedad nunca más.

La semana pasada recibí por partes de mis amigos, de varios, por separado de que no estoy equivocada, de que retirar esa máscara me está ayudando más de lo que pensaba, aunque se que el que se expone sufre más, porque las decepciones al crecimiento por el que luchas son muy importantes. Sobre todo mis mayores, acostumbrados a no expresar como se sienten son con los que más trabajo tengo, pero poco a poco estoy consiguiendo que se esfuercen en expresar como se sienten.

Gracias, aunque me han repetido hasta la saciedad, que no hay que darlas porque me lo he ganado: a Charo, a Mertxe, a Agarimo, a Hortensia, a Marimar, a Oihana, a Elena.... Si me olvido de alguien modificaré el post. También un beso muy grande a todos mis amigos de Blogia...

A todos: OS QUIERO.

buho
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

buho -

Hola Brisita: Bueno, yo lo hago todos los días, es como una lucha entre lo fácil, que es la máscara y lo difícil que es quitársela y que te vean sin tapujos. Es como una lucha contra mi misma y se cuando entro en el camino fácil, ni te lo imaginas: me entran taquicardias y además son terribles, parece que se me sale el corazón del pecho. Sé como controlarlas: en el momento que entra en acción la máscara aparecen así que entonces he de cambiar de actitud. Dígamos que es ira contra mi misma por que se que no hago lo correcto hacia mi manera de ser.
Como tú dices hay que apagar los ruidos y escucharnos, callar y escucharnos y sin más querernos mucho.
Un beso.

buho -

Hola Freewolf:
Lugar en la mesa, siempre lo habrá; es tarea de cada uno buscar el puesto que se quiere ocupar. Si apartado y en un rincón o activo y vivo, compartiendo tus ilusiones y alegrías con los demás.
La máscara es la que nos imponen, la que nos inculcan, la que vemos desde que nacemos, la que nos obligamos a adoptar para no tener problemas. Y resulta que con ella tenemos el problema de todos: no ser nosotros mismos.
Un beso.

Hola Agarimo: Pues yo creo lo contrario de lo que dices. Eres de las personas que conozco que menos máscaras utiliza. Si utilizases más máscaras te sentirías más integrado entre esas personas que dices que tienen una imagen distorsionada de tí. Así que piénsalo al revés: si te integras dejas de ser tú, recurres a las máscaras.
Y, ¿qué es mejor?. Yo prefiero ser yo misma, y estar sola a vivir una vida sin sentido. En poco tiempo me ha dado todo la vuelta y se que todavía me queda mucho camino: vamos, toda la vida.
Un beso enorme.

buho -

Loquisiux: Si que es una maravilla quitarse la máscara aunque da muchísimo miedo. Pero volvérsela a poner...si la utilizas con quien no te importa aun, pero con los que me importan no puedo hacerlo más, porque antetodo me hago daño y un daño intenso, que me come por dentro.
Encantada de recibirte en mi página.

Corazón: ¿Cómo estás? Espero que muy bien.
Los resultados no han sido buenos sino buenísimos, es como haber despertado de un letargo perpetuo. Me alegro si contando esto puedo ayudar a alguien, me encantaría, de hecho se que lo estoy haciendo.
Un beso.

Gregori: Eso que comentas del dolor y el amor, es increíble,¿verdad? es muy fuerte. A veces, pareciera que se te fuera a salir el corazón del pecho; sobre todo cuando hay dolor es terrible, pero se consigue aceptarlo y vivir con ello.
No sé, al final somos una dualidad y hay que tener claro que sin las dos partes no seríamos nada, no creceríamos. Es imposible estar siempre alegre o siempre triste. Es más si no fuese así sería imposible salir de una emoción para entrar en otra. Hay que convivir con los dos lados, el bueno y el malo, y luchar por encontrar un equilibrio.
Un beso.

Brisa -

Que bonito buho, yo sabía eso de tí, aunque no lo hubieras escrito, pq se te ve hermosa aunque no vea tu rostro, y creo que es tu valentía nos ofrece algo que de otra forma nos perderíamos. Yo aún estoy aprendiendo a hacerlo, hay personas con las que mostrarme tal y como soy es una necesidad visceral, en cambio... en cambio con otras mis máscaras aun estan presentes... aunque quien sabe mirarme a los ojos siempre encontrará mi ser.
Buho, creo que la única forma de conocer lo que deseamos, lo que necesitamos, es apagar los ruidos y escucharnos.
Un beso y gracias a tí por compartir lo que sabes, lo que sientes, lo que eres. Brisa.

agarimo -

Es una mezcla de miedo y de pudor lo que nos obliga a ponernos cada día una máscara al salir a la calle, el miedo que nos inspira mostrarnos vulnerables delante de los demás , así como , el pudor que sentimos al desnudarnos nuestra alma cuando queremos compartir nuestros sentimientos. Me resultaría difícil adivinar qué es lo que la gente que me rodea ve en mí, tengo la impresión de que algunos tienen una imagen bastante distorsionada de mí, no me reconozco en el dibujo que hacen de mí, quizás la culpa sea mí por no mostrarme tal como soy y que sólo vean mi máscara, aunque en el fondo creo que eso se debe a no les importo demasiado. Es un sentimiento mutuo, y desde luego sus opiniones no me afectan lo más mínimo, nunca las tomo en consideración, ¿para qué?. Hay gente con la que no podría ponerme la máscara, sería ridículo porque en seguida se darían cuenta, hay otras con las que utilizo por pura necesidad, por miedo a que puedan leerme mis sentimientos: Me resultaría bastante embarazoso, por no decir que imposible, expresar mis sentimientos hacia cierta/s persona/s, pero en mi fuero interno siempre albergo la esperanza de que algún día, alguien sepa "leerme". Me acuerdo de una escena de una película que he visto recientemente, "Roma", de Adolfo Aristarain. Dos amigos se reencuentran al cabo de muchos años. Lo que pudo ser una gran historia de amor se vio frustrada por culpa de ambos: cada uno de ellos pensaba que el otro sería capaz de captar todas las muestras de amor que le estaba enviando el otro.

FreeWolf -

En el escenario de la vida cada atuendo es aplicado con un pretendido fin. Y hasta la máscara cumple su función...
Sólo la íntima satisfacción personal será el jalón de si la armonía de la vida me ha reservado un lugar en su mesa o no...
Las culminaciones impresionables de la piel adquieren rojizos tonos tras la delicada y necesaria aplicación de los limpiadores que le devuelvan la brillantez y tersura una vez cumplida la misión de la fábula. Y el cercano roce de unos labios estimulará los poros de la evolución.

GreGori -

Ahora comprendo mejor el encabezamiento de tu blog :-)
Además, me ha encantado este post, porque yo también tuve un pasado muy "cerrado", y cuando decidí "arriesgarme"... Descubrí que había estado todo el tiempo perdiendo cosas que he ganado, ahora, de forma increíble... Duplicada.
En un principio experimentaba más amor, pero también más dolor, por parte de mis seres queridos, pero me propuse no renunciar ni a lo uno ni a lo otro.
Y bueno, creo que cada día soy un pellizco más feliz :-)
Me alegro mucho por ti, así que un abrazo gigante y un par de besos bien dados ^_^

Corazón... -

Hola preciosa ;)

Sí, yo tambien me siento fuera de lugar más sin embargo me identifico tanto con tu texto, que no puedo evitar darte las gracias a ti, por compartirnos parte de la enseñanza de la vida que vas adquiriendo paso a paso. Ya veo que los resultados han sido muy buenos.

Gracias por considerarnos tus amigos de blogia ;) Ese sentimiento es compartido. Un beso fuerte!

;o)

Loquisiux -

Yo se que esto es una intromision en un post que no es para mi, pero solo queria decir que me identifico con tus palabras, la mascara es pesada y dificil de quitar, cuando logras hacerlo sientes un alivio y una frescura divinas, lastima que en mi caso tuve que recurrir a ella de Nuevo... Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres