Blogia
buho

TERRORES NOCTURNOS

TERRORES NOCTURNOS Como casi siempre que sucede algo que se salga fuera de lo normal, mi hijo sufre terrores nocturnos. Esta vez ha sido la llegada del Olentzero , con todo el lío de los regalos lo que ha trastocado su tranquilidad. En Nochebuena, se levantó cinco veces al baño y a las ocho menos diez ya estaba a los pies de mi cama, pidiendo permiso para ir a abrir los paquetes.
Y claro, recibió lo que había pedido. Así que como consecuencia de ello, lleva dos noches con pesadillas. Una hora después de dormirse empieza a llorar, histérico y, a pesar de tenerlo en brazos, grita llamándome. Lo pongo frente a mí y le obligo a mirarme diciéndole que estoy con él, pero parece no escucharme. Continúa pataleando hasta que consigue centrarse en mi imagen y entonces me abraza deteniendo su llanto. Por la mañana no se acuerda de nada.

¡Ojalá pudiésemos los adultos quitarnos el miedo a través del sueño!¡Ojalá!

buho
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

buho -

Erik: Bueno, un poco tarde pero te contesto. Es increíble como les afectan los cambios a los peques. Bueno, nos afectan a todos pero lo que nos da palo es verles a ellos pasándolo mal. Un catarro mío no me afecta en exceso pero verle enfermo a él me parte por la mitad.
Un beso.

Hola Corazón: Sería fantástico, es verdad pero no es posible. Así que hay que trabajar por quitárselos de encima y se consigue con mucho esfuerzo, pero se consigue, poquito a poco.
Un besito fuerte.

Muralla: Bueno, que yo le quite sus miedos, no lo sé. Lo principal, es no crearle más de los que el mismo se ocasione, porque la verdad, bastantes nos ocasionamos sin necesidad de que venga nadie a darte más.
Besitos.

Freewolf: Pues eso del cofre de los misterios no me gusta nada. Porque después con los años salen fuera y si que es difícil quitarlos de encima.
Cuando son pequeños es lo importante, estar ahí siempre cuando les haces falta y cuando no también.
Un beso.

FreeWolf -

· La pesadillas nocturnas son parte del entrenamiento para depositar los temores diurnos en el cofre de los misterios.
Es una etapa que recuerdo también de mi hija, que incluso mirándonos con sus ojos completamente abiertos no era capaz de borrar las imágenes de la realidad. Sólo la cercanía y el abrazo traían sosiego. Estar ahí es lo importante.

;-)

Carmen -

Dicen que los sueños son altamente sabios y esclarecedores, lo único que ocurre es que no sabemos interpretarlos...
De todas formas yo creo que el que le quita el miedo a tu hijo eres tú y no sus sueños...
Un abrazo. Muralla.

Corazón... -

Sí, es verdad si con solo quedarnos dormidos pudiesemos olvidar el miedo a tantas cosas ufss... Sería maravilloso!

Un saludo y beso, preciosa!

;o)

Erik -

Creo que esta noche la pequeña Maria me va a llamar mas de una vez. Hasta ahora no me ha costado mucho trabajo tranquilizarla, pero est anoche estaba muy excitada..ya veremos.

Y ahora que me lo has recordado el Olentzero tiene que hacer una entrega en Bilbao a una buena amiga. Espero que perdone la tardanza, teniendo en cuenta que tiene que viajar desde Caceres y hay unos kms de por medio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres