Blogia
buho

LA EXIGENCIA DEL PERFECCIONISMO

LA EXIGENCIA DEL PERFECCIONISMO Hasta el fin de los días, donde comienza ríe, donde comienza llora, y ríe observando flores y llora por un lado rodeado de tinieblas. Una mirada de polaridades encontradas enfrentándose denodadas y yo no quiero y yo sí.
Lado doloroso que instante glorioso atrae y que golondrina recuerda un agonizar delirante que supura terciopelos y hebras de hielo surcadas de renqueantes desgarros. Más se retuerce buscando rayos blanquecinos y entre verdes suspiros redondea luces polvorientas de brujas inscontantes. Nada es todo y alguien nadie....

...Me hago daño. Autoexigencia. Me amarga como la hiel.Búsqueda de sensaciones que quiero, pero que al conseguir, me repatea los hígados el bienestar logrado y por considerarlo debilidad por mi parte, repudio. Me exijo no depender de lo que deseo pero lo llevo al extremo y cuando me siento mínimamente colgada me doy la vuelta.Abanico de colores que me rodea a diario. No soy perfecta y puesto que no lo soy no puedo pretender serlo. Seguiré siendo blanco y negro en ocasiones, cuando las cosas no me parezcan justas, pero tengo que dejar brotar un arcoiris cuyo ser quiere salir, desahogarse y dormitar entre caricias.
No puedo seguir exigiéndome tanto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

buho -

Greg: Soy el espíritu de la contradicción. Consigo con mucho esfuerzo lo que deseo, pierdo miedos, me lanzo en picado y cuando empiezo a disfrutar reculo.
Tengo demasiado presente lo efímero de la vida y hé de echar esa idea hacia atrás porque sino no voy a poder sentir plenamente lo que siempre he querido.

Besos

GreGori -

No, no puedes. Yo suelo ser muy exigente, pero cuando considero que he logrado algo, me doy permiso pleno para disfrutarlo.
Besos :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres