Blogia
buho

MI AMIGA RUBIA

MI AMIGA RUBIA

Recuerdo cuando estaba en baja forma. Triste, desangelada y sin ganas de nada. La sensación era como si nada de lo que había creído en mis años de vida tuviera sentido, como si los conceptos que habían estado conmigo ya no me valiesen.
Y mi amiga rubia, siempre estuvo allí.

Mi amiga rubia me escuchaba, mi amiga rubia me abrazaba, mi amiga rubia tenía siempre una palabra de apoyo y una de enfado cuando me lo merecía también. Porque fuí una cabezona durante mucho tiempo, pensando en que muchas cosas podían, no, tenían que cambiar. Después me dí cuenta de que no, de que la que tenía que cambiar era yo para seguir hacia adelante. De que no me valía intentar que los demás intentasen cambiar si no querían. Muchos conceptos tuvieron que irse a la basura para poder sobrevivir, para no mentirme más a mí misma y sólo enseñarle mi yo a quien me enseña el suyo. Egoísmo, podría llamarse así, no lo sé, pero me percaté de que no podía ser agua clara, con quien no lo era conmigo.

Y mi amiga rubia siempre estuvo allí, cuando la llamaba para decirle como me encontraba. Clara y limpia.

Mi amiga de los dorados cabellos está triste porque un chico le ha robado el corazón. Tiemblo al escribir esto. Habíamos quedado para cenar y no se presentó porque se sentía mal, debido a que ese chico no le correspondía. Le mandé un e-mail diciendo que él no se merecía que ella estuviera triste cuando igual él se estaba divirtiendo. En cierta manera, también era egoísmo por mi parte por el hecho de no haberla visto y haberla podido ayudar. Pero no la llamé porque sabía que cuando ella se siente mal, prefiere estar sola. De ahí a los días, le mandé un mensaje para decirle si tenía un ratito para quedar y me llamó muy enfadada diciendo que quería estar sola. Respeté su decisión pero me quedé un poco, no sé cómo llamarlo, planchada.

De ahí a los días, le mandé otro mensaje, en la que le hacía ver que a pesar de respetar su decisión, me provocaba tristeza no poder corresponder a la ayuda que ella me había prestado. Me llamó y se que, en cierta manera, la hice sentir culpable de no querer contarme sus sentimientos. Entiendo que cuando te has acostumbrado a solucionar tus problemas sólo, porque nunca has tenido el apoyo de nadie, cuesta mucho abrise a los demás y lo sé, con conocimiento de causa. Nuevamente me pedía tiempo el cual por respeto, le dí, aunque no quería hacerlo.

Pero a los pocos días, un poema llegó a mi correo. Un poema que me hizo ponerme a temblar, a reir, a llorar, a darme cuenta de lo importante que soy para mi amiga de los cabellos dorados. Ella no se puede imaginar lo que tiemblo al escribir estas palabras ni lo que sentí y siento, cuando pasados días me llamó para pedirme ayuda y contarme como se sentía.

Sé que la relación entre dos personas, puede ser muy complicada, si no conectas con el otro lado o con la necesidad del otro. Me alegro de haber sido capaz de darte el tiempo que necesitabas, pero también de haberte dado a entender que estaba incondicionalmente para lo que te hiciera falta. Y me alegro doblemente, porque has querido compartir tus tristezas conmigo. Sonreí cuando me dijiste que te sentías amada y me entristecí cuando te hundiste.

No sé si leerás esto, pero me gustaría que supieras que tus palabras me han llegado muy dentro, hasta el centro de ese corazón que sonrío todos los días.

Un abrazo, linda de los dorados cabellos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

buho -

ideas: Aunque el premio no sea el que te dan, te lo has dado a tí mismo.
Besos
....................
Erik: Y eso, ¿por qué?. He aprendido a respetar los silencios de los demás, porque he aprendido a estar muchas horas sola y a disfrutar de esa soledad. Antes no podía. Así que todo es cuestión de aprendizaje.
Besos
......................
Trini: Pues muy sútil no fuí precisamente. Míra que soy muy burra.
Pero no me quedó más remedio.
Besos
..........................
julio: Ya puedes tener todas las amistades del mundo que si te tienes que hundir te hundes igual. Por lo menos, sabe que estoy aquí.
..........................
Darilea: Sí que me tiene. Me ha demostrado que soy muy importante para ella.
Besos

Darilea -

Por eso dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro.
Tu amiga te tiene a ti
Besitos

julio -

Con amistades así, es dificil que una persona pueda hundirse.
Un abrazo

Trini -

Hay que ayudar a lso amigos, pero tambien respetar su decisión de no ser ayudados pues, prefieren estar solos. No ostante hay que hacerles saber, de alguna sutil manera, que estamos ahí cerca para cuando estén preparados.
Besos muchos

erik -

nada.....

Me gustas.

ideas -

Respetar a los demas, siempre tiene su premio..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres