Blogia
buho

BOCETO DE UN MUCHACHO ÁRBOL

BOCETO DE UN MUCHACHO ÁRBOL Era un ser maravilloso injertado en un árbol, una pieza tan perfecta de fisiología y botánica que su corazón palpitaba en el tronco del árbol, un crecido palo del Brasil. Lo más interesante de este muchacho eran sus frutos, verdaderas estrellas que se desprendían en vilanos luminosos huyendo hacia lo azul. El único inconveniente de esta criatura era la necesidad de permanecer fijo en el mismo sitio. "Un árbol ata mucho", se quejaba a veces.

Rafael Pérez Estrada
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

buho -

Erik, Brisa: Pueden tantas cosas los árboles, aunque no puedan moverse del sitio... Sólo si lo razonásemos un poco, son privilegiados.

Besos

Brisa -

Pero sus ramas pueden volar...

Un beso

erik -

Si suele........
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres