Blogia
buho

CLASES DE CONDUCCION

CLASES DE CONDUCCION

Metió la marcha atrás. Inició el juego de balancear los pies encima del embrague y el acelerador. Despacio el coche comenzó a moverse pero con un brusco movimiento se detuvo. Arrancó otra vez y de nuevo miró por el espejo. El coche había salido dos metros del estacionamiento en batería para volver a calarse.

- Tranquila- le dijo la copiloto.- Punto muerto y arranca. ¡Ostras! ¡Viene un otro coche!

Eran las dos de la madrugada y la conductora empezó a ponerse nerviosa. A pesar de llevar varias clases para sacar el carnet de conducir y ya llevar bastante bien el asunto, el tomar entre sus manos un vehículo con gasolina en vez de uno con gasoil le hacía perder los controles sobre sus pies. Consiguió arrancar y logró desplazarlo un metro hacia adelante hasta que se volvió a quedar sin fuelle.

- Pero que ¿no pasas? ¡Paleto!

El vehículo que esperaba poder seguir su marcha, casi sin sitio, se coló entre el espacio de la parte trasera del coche en cuestión y la acera. A la copiloto le entró un ataque de risa y la conductora se le quedó mirando con cara rara y ante la reacción no pudo sino comenzar a reirse también.

- Pero ¿de qué te ríes?- preguntó.

- Pues de que le has llamado paleto y aquí la paleta eres tú.

Se miraron y no pudieron hacer otra cosa que agarrarse la tripa y reirse a carcajadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

buho -

Querida Corazón: Seguro que se saca el carnet muy pronto, tiene una ilusión terrible.
La copiloto era yo y te juro que es de las veces que más me he reido sin buscarlo y ella una gran amiga, una gran amiga.
Besos
.......................
Julio: Bueno, creo que eso de agresividad se podría aplicar a ambos sexos, sencillamente el tema es que cuando nos sobrepasa en vez de reconocerlo preferimos actuar de forma totalmente contraria.
Pero eso no es exclusivo de mujeres.
...................
Trini: No digas nunca jamás que igual te da el cuarto de hora y lo de decir burradas sin darte cuenta, a veces me paso, pero que le vamos a hacer, no todo el mundo es orégano.
Muaccccssss

Trini -

Eso del conducir es algo de lo que estoy segura jamá aprenderé así que evito un peligro en la carretera empeñándome en conseguirlo.
En verdad hay veces que tu misma has de reirte de ti y de la burrada que acabas de pronunciar, a mi, impulsiva como soy me sucede muchas veces.

Besos muchos

julio -

Es que las mujeres al volante, se vuelven muy agresivas.
Un abrazo

Corazón... -

Querida Búho :)

Yo sin estar cerca de esos dos personajes a los que te refieres puedo imaginar sus sonrisas a flor de piel y claro tampoco puedo evitar reir, no me preguntes de que? Por qué creo que no sabré responder :-)))

Tomar la vida ligera es mejor a ver de que serviría enfadarse eh? todo hubiese tenido un final diferente ;) encima con un poco más de paciencia pronto aprenderá a conducir y tendrá el carnet listo.

Que disfrutes de ésta Semana Santa. Besos y abrazos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres