Blogia
buho

Poemario de poemas

Estructura

Estructura

Los años transforman el sentir

en un complejo o simple ir y venir

que cada día aúna un sinfín de momentos

cuya esencia acontece la vida,

 

Llenando de estrellas y luceros

y en ocasiones de agujeros negros

la historia de las páginas de un libro

que se coloca en posición de ladrillos

de la estructura que albergan los sueños,

ornándolo de palabras, hoy dichosas

y mañana quizá,  tristes y odiosas

aparecidas, que de sencillas, dan miedo.

 

Y anaranjado sustento es el que,

pieza por pieza, consigue que se eleve

uno a uno, los regalos del cielo

con los pies apoyados en el suelo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL ENTIERRO DEL CONDE DE ORGAZ

EL ENTIERRO DEL CONDE DE ORGAZ

En un pequeño recinto descansa
el conde de Orgaz finado,
y tras él, dibujó El Greco pintor
sobrios colores de mantos dorados.

Entre la tierra y el cielo
encantado anheló el pincel,
sueños de santos alados
ante serios caballeros armados.

Las manos sosteniendo un cuerpo
en los aledaños de la ciudad,
de un ánima que no sabía dónde
debía trasladar al difunto conde.

Lápida blanca de duro mármol
jamás pensó semejante marco,
vuela su esencia al etéreo azul,
exquisito de estrellas toledano.

TIEMPO

TIEMPO

Se mueven los cuerpos.
Y las ideas mudan mientras van durando.
Más en el momento en que terminan
se les agota el tiempo.
Y las manecillas del cuco
suprimen su andar.

Suceden lentos y raudos vaivénes
cuya esencia es la duración
de la época en que vive una persona
o tiene lugar una cosa.

Sólo hay una edad
que no tiene principio ni fin,
la que carece de existencia
o la que se observa eterna.

FILOSOFANDO

FILOSOFANDO

Lectura:
"Lo importante es lo que hacemos,
no lo que somos".
Y otro reza:
"No es lo que hacemos,
sino lo que somos".
Al final, razonas
sobre lo que lees,
sobre lo que escribe la mente
y llegas a la conclusión
de que no entiendes absolutamente nada.

¿Qué es lo que hace
que un filósofo transgreda las normas
y que el al lado lo haga también?

Lo peor de todo es que nos lo tragamos.
Y que nos hace de camino.
No es la pregunta, ni la respuesta.
Es la inconformidad de la nada o del todo.
Cambian las modas y hoy se razona
y se sigue lo que nos mandan.
Si no lo haces eres un bicho raro.
Al final, guardas un escondite
que tienes que cuidar hasta el límite,
para no contagiarse del interés general.
Y así, tu yo se oculta para sólo salir
cuando se lo permites.
Escuchas, observas, hablas, pero...
Colorines.

BELLEZA

BELLEZA

La naranja caída en el suelo.
Otra colgando en el cielo.
¿Cuál es más bella?

¿Esa, cuya simiente ha reventado
contra el duro asfalto
desparramando de pepitas y pulpa
un revoltijo de sabores formado?
¿Quién se atrevería a asentir
que tiene más candor
la que se bambolea anaranjada
contorneándose frente al sol?

¿Cuál? ¿Cuál de las dos?

Al final viene la pregunta,
la interrogante del millón:
¿cuál es la más hermosa?
Porque eso no lo se ni yo.

El agua que serpentea en el arroyo
o la que refleja las nubes en un charco,
la que corre al abrir el grifo
o la que descarga tras sonar el rayo.

¿Acaso eres más que yo?
¿O quizá más que tú, soy yo?

¿De qué vivimos?

¿De qué vivimos?

Seguro de uno mismo, pensamos constantes.
Y en ese momento, en una esquina
aparece un fantasma
que se instala en el alma.
Entonces, la duda se planta
entre los surcos de los sesos
de intrincadas carreras compuestos
en las que hoy se detiene,
pero mañana volverá de nuevo.
Con sonoras cadenas
arrastran los cuerpos
garrapatas inertes que acompañan al muerto.

¿De qué vivimos?
De dudas, alegrías, penas y duelos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

PLANETA TIERRA

PLANETA TIERRA

En intensidad durmió la fuente
esperando un despertar más humano,
más en su desdicha encontró
angeles desesperados.

Se oculta la tierra,
cuando ya no puede más,
y en su alma oculta
migas de barro y pan.

Vivir intenso, con pasión
se cuida ella con desazón,
y cuando revienta su triste dolor
destroza al mundo de un revolcón.

Suena el humano, canta su son
al ritmo de aires y deshonor,
rasga ropajes, rompe estirpes
rompe, rompe, rompe, su único yo.

TRISTEZA

TRISTEZA

Trilla el alma.
De llanto y ahogo, una mezcla.
Tristeza.

Acongojado suspiro
mientras se cerraba la puerta.
Una sonrisa se oculta
al dar en la esquina, la vuelta.

Envuelto en espíritu abatido,
resuelve resignado un respiro.
Trabajar por el presente
y no por el pasado perdido.
Quedó en un mundo inexacto
de silencios y de olvidos
de un no sé qué y un no sé cuántos
de incomprensión y desatinos.

Trabajar por el presente
y no por el pasado perdido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ARMA DEL ALMA

ARMA DEL ALMA

Un arma.
Un arma de combate del vivir.

El papel rebosante de sueños
y la tinta presurosa por salir
desbordan cálido acogimiento
recibiendo gemas de rubí.

Un arma eres, tú que brotas de la mente
adornada en frase o en relato sin fín.
Del soy, del yo, de un eterno siempre
que se transforma en color al escribir.

Del corazón, tenue escopeta
y del alma, potente cañón
mana constante un tierno poema
arma divina a la que amo yo.

CAPRICHO

CAPRICHO

Isla amanecida de corolas
emergiendo en la penumbra nocturna,
torre de naranja iluminada
de pétalos adyacentes rodeada.

En lo alto, un encuentro
de sueños y realidades
supurando cálidos deseos
tras golosas necesidades.

Barbudo apasionante
en fantasía de girasoles
soñó tu alma y abrió la mente
paseos blancos de caracoles.

En tu imaginación quisiera yo
danzar inquieta, danzaste tú
viajé lejos, más cerca, niño
para disfrutar de tu capricho.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres