Blogia
buho

LA LUZ

LA LUZ En Ifé, la ciudad sagrada del reino de los yorubas, estaba agonizando un viejo.

El moribundo entregó una moneda a cada uno de sus tres hijos y anunció:
-Todo lo que tengo será de quien pueda llenar mi dormitorio.
Y bajo al portal esperó, en la estera donde yacía.

Con su moneda, el hijo mayor compró paja, y la paja llenó el dormitorio hasta la mitad.
Con su moneda, el hijo segundo compró arena, pero la arena no llegó hasta el techo.
Con su moneda, el tercer hijo compró una vela, y la encendió.

Eduardo Galeano
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

GreGori -

¡Sí lo hiciste! Vi tu comentario y lo respondí (lo que pasa es que a veces tarda en aparecer) :-)
Besito

buho -

Hola Gregori: Intenté entrar en tu comment pero después de escribir un extenso comentario, no me lo reconoció, así que ya volveré a intentarlo.
Es cierto que un detalle puede ser grandioso, una simple flor, un pequeño gesto, una luz que se enciende pueden ser maravillosos, lo bueno es saberlo agradecer y sentirlo dentro como tal.
Un beso.

Hola corazón!!! Estamos bien por aquí, terminando las vacaciones y la verdad han sido este año las más productivas y trabajosas de mi vida, pero las que más me han aportado personalmente.

Un beso.

Corazón... -

Hola Búho :)

Es verdad lo que dice GreGori, en realidad las cosas no se miden por el tamaño, si no por la capacidad, por su poder...

Te dejo un saludo y los mejores deseos de que estés bien... Un beso y abrazo!

;o)

GreGori -

Muchas veces las cosas diminutas, los pequeños detalles, los imperceptibles gestos, revelan ser muy poderosos.
El valor de una cosa no se mide por su tamaño, sino por su grandeza. Lo mismo pasa con nuestras necesidades. :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres