Blogia
buho

TU Y YO

TU Y YO Constestando a un post, salió un tema que me resulta interesante. Tú y yo, nosotros, todo lo que pueda suponer la unión de dos personas, no importa sea amistad, amor, paternidad, trabajo,etc.

Buscamos la unión con los demás sin pensar porque lo hacemos, en realidad nos comportamos así porque así lo hace todo el mundo. Buscamos y encontramos, el problema es que lo que encontramos es siempre lo que nos falta o lo que necesitamos. Es decir, el nosotros que se forma, ¿es correcto? ¿es cierto?.

Me doy cuenta de que no. Encontramos al otro y ya está, no hay que indagar más, éste me protege, éste otro me enseña, ésta me acompaña, éste me halaga...Un sinfín de pequeñas uniones que parecen satisfacernos profundamente. Y lo peor de todo es que ni siquiera nos preguntamos porque hacemos las cosas, las hacemos y punto.

No iniciamos búsquedas por nosotros mismos y me refiero a uno mismo, personalmente. Nos da tanto miedo salirnos del camino que nos hemos trazado que no nos atrevemos a mirarnos por dentro. El riesgo de escudriñar en nuestro interior es peor que la misma muerte. Y seguimos en la vereda que han marcado los que nos preceden, por miedo, ese miedo que nos acompaña constantemente porque nos lo han inculcado para que dependamos de los demás y no de nosotros mismos.

Así de fácil, así de sencillo.

Un nosotros, sí, pero después de que haya un tú y un yo, separados, distintos. Después de que cada uno haya sabido darse lo que le falta o lo que necesita sin tener que recurrir a nadie. Es difícil pero factible.

¿Te quedas estancado o te arriesgas a luchar para crecer?

buho
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

buho -

Hola Freewolf: Como siempre tus palabras tan expresivas. Por supuesto que nos tienen que aceptar tal y como somos, pero a lo que yo me refiero es a querernos a nosotros mismos antes de iniciar el maravilloso camino de querer a los demás.
Un beso.
......
Gregori: Vivir y a tope, esa ha de ser la máxima en nuestra vida, lo que sucede es que a veces nos enredamos en vericuetos que no vienen al caso y perdemos el rumbo. Centrarse en el yo es primordial para poder después entender al otro en sus debilidades y aciertos.
Un beso
.....
Corazón: Yo también tengo esa meta fijada y pienso que en el fondo no se termina nunca de crecer, cuando creas haber encontrado tu "yo", siempre sucederá algo que te hará ver que no has llegado a la meta. Me doy cuenta de que nunca paramos de aprender, de visitar y por tanto de crecer; el encuentro con nuestros seres queridos será más completo y pleno.
Besos, espero que estés bien.
......
Mary!!! Hacía mucho que no te pasabas por aquí, yo tampoco me prodigo mucho visitando las vuestras, tendrían que hacerme días de 30 horas por lo menos.
El "tu" y el "yo" se aprecia con más claridad en estas páginas, en nuestra manera de ver las cosas, los momentos, las situaciones. Cuando después se unen para conversar pueden salir versiones muy distintas pero sin duda muy interesantes.
Un beso.

_Mary_ -

Encontrarse un "yo" y un "tú", de mundos y costumbres y tradiciones diferentes, resulta muy interesante, se comparten conocimientos, se unen sentimientos y afectos, cada uno una individualidad, cada uno para compartir... buen post, me gustó mucho.
Saludos desde México.

Corazón... -

Hola Bùho preciosa :)

Yo cada dìa me fijo la meta de crecer un poquito más... pero a veces me resulta un poquito difícil... A partir de un Yo... y un Tú...gira el mundo...y nosotros somos el centro, pero lo mas importante es crecer en esa individualidad... sin tener que depender del tú o ellos...
Un abrazo fuerte y besos...
Que estés muy bien!

;o)

GreGori -

Supongo que las relaciones, por ser siervas de nuestros sentimientos, formulan preguntas, pero no necesitan respuestas. Necesitan, simplemente, vivirlas.
Muy importante lo que dices de que el nosotros se forma a partir de un TÚ y de un YO. Y lo de toda esa variedad de nosotros que podemos formar con las personas.
Beso

FreeWolf -

Sea yo mi primera conquista, la atesorada exuberancia que instale la sonrisa en los labios.
Pero no hay más camino que el trillado, del que mis pasos, nuevos, abrirán inéditas sendas de labor y descanso.
Que el pretendido tú nazca de la búsqueda no colmada de esperanzas y versos.
Si pretendemos tener un yo pleno para buscar un tú lleno nos estaremos engañando y perdiendo el tiempo.
Compartiré lo que soy y siento desde la libertad y el respeto, pero con mis imperfecciones, que asumo y tolerarán...
Porque todo nosotros es un universo por conquistar.
Una compartida sonrisa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres