Blogia
buho

Bill Viola: temporalidad y trascendencia

Bill Viola: temporalidad y trascendencia Bill Viola ha sido pionero en el empleo del vídeo y en la exploración de la imagen en movimiento. Desde la década de los setenta viene creando vinculación monocanal, instalaciones y otras obras que reflejan su profunda vinculación con la historia del arte, la espiritualidad, lo conceptual y la percepción. La presentación Bill Viola: temporalidad y trascendencia es una exploración temática de la obra del artista, que muestra juntas por primera vez sus instalaciones más recientes: Salir al día y Cinco ángeles para el milenio.
Originalmente encargada por el Deutsche Guggenheim de Berlín, Salir al día es un ciclo de cinco proyecciones simúltaneas de imágenes digitales para las que Viola toma como referencia la pintura al fresco con el fin de analizar el ciclo del nacimiento, la muerte y de nuevo el renacer. Cada una de las cinco proyecciones consiste en una proyección sobre la pared del espacio de instalación, tiene una duración aproximada de 35 minutos y la grabación se ha realizado con la tecnología de vídeo de alta definición más avanzada. En conjunto, las cinco-"El nacimiento del fuego", "La senda", "El diluvio", "El viaje" y "La primera luz"- conforman una estructura épica sobre el devenir de los ciclos de la naturaleza y ofrecen una lectura mítica sobre el flujo del nacimiento y la regeneración. La instalación construye una narración asociativa a través de los diferentes paneles que reflejan un mundo de imágenes plenamente desarrollado que Viola ha creado; así, cada panel funciona como un elemento narrativo dentro de un todo épico.

Presentación de John G. Hanhardt y Maria-Christina Villaseñor del Solomon R. Guggenheim Museun, Nueva York.

buho: Presento una obra de Bill Viola "Salir al día" que me pareció un mundo de capturar sentidos. En una sala de aproximadamente 40 metros cuadrados, se proyectan cinco imágenes acompañadas de sus respectivos sonidos que atrapan sentimientos y emociones. Fuego en movimiento, junto a una senda en un bosque por la que pasea un grupo de personas, un portal de un inmueble del que sale gente cruzándose con la que viene por la calle, un vivac y una isla en duelo de la que se llevan muebles...

Sería complejo explicar cada imagen pero lo interesante era asociarlas con el sonido: Crepitar, trinos de pájaros, contaminación acústica, silencio y cansancio, llanto y trajín... gente sentada en medio de la sala escuchando y sintiendo intensas emociones en la oscuridad de la muerte, en el nacimiento del fuego, en el verdor de la naturaleza, en el trajín de la rutina, en el descanso del vivac.

Todo un cúmulo de sentidos.
Esta obra obra está expuesta en el museo Guggenheim de Bilbao hasta el 9 de enero de 2005.
A los que podais, os propongo su visita. Sin duda, fantástica.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

buho -

Hola Corazoncito: Ya me gustaría que pudieses disfrutarla porque es una sensación especial poder cerrar los ojos y embriagarse por el sonido envolvente e identificar cada uno.
Un besito

Corazón... -

Hola Búho preciosa ;)

Sin duda alguna debe ser una visita fantástica, pero como yo estoy muy lejos agradezco la hayas traido hasta mi, a través del mundo virtual, por lo menos me hice una idea y tambien la disfrute... Gracias.

Un saludo y que estés muy bien. Besos!

;o)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres